DeLorean DMC-12, Foto: Italdesign

DeLorean DMC-12, 1981-1982 Coupé de 2 puertas obra de Giorgetto Giugiaro (Italdesign)

DeLorean DMC-12, Catálogo DeLorean
DeLorean DMC-12, Catálogo DeLorean

Hace treinta y pico años, en el aparcamiento del centro comercial Twin Pines, el doctor Emmeth Brown le dijo a Marty McFly; “yo creo que… si vas a construir una máquina del tiempo en un coche, ¿por qué no hacerlo con clase?”. Lo que probablemente no se imaginaba “Doc”, ni el equipo de Regreso al Futuro, es que la película dio tanta fama al DeLorean DMC-12, que podría aventurarme a decir que a día de hoy es el coche más famoso de la historia, un coche de culto, porque vamos a dejarlo claro “el coche de Batman” no es un solo coche, ni cuenta, porque ni es de verdad.

El DeLorean, que así se conoce al DMC-12 por ser el único coche fabricado por la marca, se construyó en Dunmurry, Irlanda, con dos años de retraso sobre lo previsto, entre 1981 y 1982, con una incentivación de la Agencia de I+D local para dar trabajo a 2 mil personas, en una época de crisis en la que había colas para trabajar en la fabrica. Por lo que se dice, hubo una comunión entre católicos y protestantes que trabajaron codo con codo en un buen equipo de trabajo, ilusionado por formar parte del proyecto. Y más teniendo en cuenta que recibieron incentivos económicos en su formación para producir el DeLorean. Sin embargo, 21 meses después, DeLorean fué arrestado por el FBI tras ser acusado de tráfico de drogas y el gobierno cerro la fábrica en diciembre de 1982.  Se vió envuelto en asuntos de cocaína y maletínes, que dieron la vuelta al mundo en la prensa, aunque luego fue declarado no culpable, por lo que la elección del coche para la película ya tenía cierto morbo.

El DMC-12 nació para triunfar, y es que vamos a ver: una carrocería espectacular, de Giorgetto Giugiaro con alas de gaviota, chasis diseñado por la Lotus de Colin Chapman, derivado del del Lotus Esprit y el motor, que aunque inicialmente iba a ser un rotativo tipo Wankel de Citroën, al final fue un conocido por todos Peugeot/Renault/Volvo (PRV) de seis cilindros en V. ¿que podía salir mal?

DeLorean en cadena de montaje (1)
DeLorean en cadena de montaje (1)
DeLorean en cadena de montaje (2)
DeLorean en cadena de montaje (2)
DeLorean DMC-12, Foto: Italdesign
DeLorean DMC-12, Foto: Italdesign

Pues al parecer todo, incluso dejando fuera las drogas. De hecho, si no fuera la máquina del tiempo, sería un clasico de los 80 con mala fama. Y es que hubo problemas de calidad, que se arreglaron a finales de 1982, pero lo peor fue un fallo de previsión. El DeLorean se producía para el mercado americano principalmente, y aunque el jefe pretendía una potencia de 200 CV, el PRV con inyección electrónica se quedaba en 170 y encima, para pasar las normativas de emisiones americanas, había que llevarlos montados con un catalizador que los dejaba con 135 escasos, con lo que cogía los 175 km/h y gracias, nada exhuberante para un deportivo que a fecha de hoy alcanzaría los 65 mil euros, de hecho los 8 segundos que la marca declaraba para el 0 a 60 mph, no eran, ya que fué cronometrado en la época por Road & Track en 10,5. Además los US exigían también modificaciones en la altura del parachoques y la suspensión, influyendo negativamente en su conducción… que en principio, en el diseño original, se dice que era muy buena.

El primer prototipo, diseñado por William T. Collins, ingeniero jefe de DMC apareció en 1976, y Giorgetto Giugiaro propuso una curiosa carrocería, con cuatro faros cuadrados frontales, alas de gaviota, y chapa de acero inoxidable al aire, sin pintura, dos de los elementos más característicos del coche, que en su trasera recuerda, a falta de las lunas en los pilares que unen techo y cola, a su Maserati Merak (a mi, por lo menos, se me parecen).

La solución de alas de gaviota del DMC-12, desarrollada por Grumann Aerospace y construidas por Unbrako en Reino Unido, fue realizar la apertura mediante barras de torsión. Se abrían con comodidad sin salir más de 11 pulgadas del coche, genial para aparcar en batería. Las ventanas de las mismas, al igual que en Lamborghini, eran pequeñas, por no caber un vidrio más grande recogido en la pequeña puerta.

Los paneles de acero se fijaban a una estructura monocasco de plástico y fibra de vidrio fijada a un chasis en doble y, como se ha dicho, derivada del Esprit de Lotus, coche del que provenía también la suspensión.

John DeLorean con el primer prototipo de 1976
John DeLorean con el primer prototipo de 1976
John DeLorean y su criatura
John DeLorean y su criatura
DeLorean DMC-12, Foto: Italdesign
DeLorean DMC-12, Foto: Italdesign

Collins y DeLorean querian producir el coche mediante una patente tecnológica con la que se hicieron, denominada Elástic Reservoir Moulding (ERM), que reduciría el peso y abarataría costes, pero resultó inútil para la producción en masa y se descartó.

El motor, iba montado en la parte trasera con una imponente parrilla de lamas en lugar de luna. Para la transmisión se ofrecieron un cambio manual y otro automático, ambos de origen Renault, que llevaban la potencia a las ruedas traseras.

A pesar de fabricarse en Gran Bretaña, de fabrica no salió ningún coche con el volante a la derecha.

Se ensamblaron varios cientos de unidades, nunca vendidas, con paneles de fibra de vidrio negro en lugar de acero, destinados a la formación de los trabajadores, se les conoce como “Black Cars”.

También hubo una tirada de tres unidades especiales  en las que se bañó la chapa en oro de 24 kilates. Dos se usaron en una promoción de American Express y luego fueron vendidos por 85 mil dólares. El tercero, con 1000 km, fue vendido por 250 mil. Dos eran automáticos y uno manual. Los dos de American Express están donados a museos en norteamerica.

DMC encargó a Legends Industries modificar dos unidades. Esta se equiparon con un motor biturbo que desarrollaba 350 CV y que hacía el 0-60 mph en 5,8 segundos.

Cerrada la empresa, unas 100 unidades a medias fueron terminadas por la empresa Consolidated International. Todo el stock de piezas y recambios fue enviado a Ohio, y la empresa KAPAC las distribuyó mediante venta por correo hasta que una nueva DeLorean Motor Company, de Texas se hizo con el stock.

Interior DeLorean DMC-12, Catálogo DeLorean
Interior DeLorean DMC-12, Catálogo DeLorean
Trasera DeLorean DMC-12, Catálogo DeLorean
Trasera DeLorean DMC-12, Catálogo DeLorean
Bocetos DeLorean DMC-12, Foto: Italdesign
Bocetos DeLorean DMC-12, Foto: Italdesign

¿Como pasó el casting para Regreso Al Futuro el coche? Bien, ¿recordáis la primera escena de Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal? Indy sobrevive a una explosión nuclear metido en una nevera. Pues bien, ese fué un rescate de la idea original de la máquina del tiempo. Según el documental “Back in Time” (Jason Aron, 2015), era una habitación en la que se disparaba un rayo y transportaba una nevera revestida de plomo por Doc Brown. Pero luego Robert Zemeckis, director de la película, y compañía, pensaron; “si de verdad vamos a construir una máquina del tiempo, debe ser un vehículo, así puede andar por ahí”. Y según Zemeckis se les ocurrió usar el DeLorean por esa imagen que tiene con las puertas abiertas, que encajaba en la escena del granero y el cómic de extraterrestes en la película. ¿que coche parece un platillo volante?

También pudo influir, si nos basamos en el sentido del humor de la gente del cine, que aunque con fans, era un coche que decepcionaba a sus dueños en la época y probablemente fuera barato de conseguir, y sería irónico que un coche fiasco se convirtiese en máquina del tiempo. Según el mismo documental, Ford les ofreció financiación si el coche era un Ford Mustang, pero no, querian un DeLorean.

Sobre unos bocetos iniciales de un tal Ron, Andrew Probert afino la imagen de la máquina del tiempo, y el encargado de coordinar su construcción fué Michael Scheffe, misma persona que coordinó el Knight Industries 2000, de Michael Knight, KITT para los amigos. Según el, quiso reflejar en las modificaciones del coche, que era algo doméstico, que alguien podría hacerlo.

Puede hasta que sea difícil decir, de los DeLorean que quedan, que rondan los 6.500, si hay más originales o más convertidos o con proyecto de ser convertidos en la máquina del tiempo.Si, igual exagero, pero de verdad que son muchos.

A día de hoy, la nueva DMC tiene los derechos y los está fabricando en Texas con un 80% de piezas originales, y ha desarrollado una nueva versión con motor eléctrico y alguna que otra actualización interior de nuestra época, así que el mito aún vive, pero seguro que podrían ofrecerlo ya con equipamiento “McFly”, aunque no vuele, ni viaje a la infancia de la madre del dueño.

Fotograma Regreso al Futuro I, 1985
Fotograma Regreso al Futuro I, 1985
Fotograma Regreso al Futuro II, 1989
Fotograma Regreso al Futuro II, 1989
Fotograma Regreso al Futuro III, 1990
Fotograma Regreso al Futuro III, 1990
DeLorean DMC-12, Catálogo DeLorean
DeLorean DMC-12, Catálogo DeLorean

Ficha Técnica


MOTOR:
Tipo:PRV de seis cilindros en V a 90º de aleación ligera
Posición:Trasera longitudinal
Cilindrada:2.849 cm3
Diámetro x carrera:91 x 73 mm
Compresión:8,8 a 1
Distribución:Árbol de levas en cabeza con dos válvulas por cilindro
Alimentación:Inyección Bosch K-Jetronic
Potencia:130 CV a 5.500 rpm
Par máximo:219,6 Nm @ 2750 rpm

TRANSMISIÓN:
Tracción:Trasera
Cambio:Automático de tres velocidades (+650$) o manual de 5, ambos de origen Renault.
Embrague:

BASTIDOR:
Estructura:Monocasco de fibra de vidrio sobre chasis en doble Y de acero
Dirección:De piñon y cremallera con diámetro de giro de 11 metros
Suspensión delantera:Independiente de doble horquilla con amortiguadores telescópicos y barra antivuelco.
Suspensión trasera:Independiente de tipo multibrazo con amortiguadores telescópicos y barra antivuelco.
Frenos del./tras.:Asistidos de discos delante y detrás de Ø254 y 267 mm
Llantas:De aleación de acero de 6×14″ delante y 8×15″ detrás
Neumáticos:Goodyear NCT 195/60 HR-15 delante y 235/60 HR-15 detrás

CARROCERÍA:
Diseño:Coupé de 2 puertas en alas de gaviota
Material:Acero inoxidable cepillado SS304 con parachoques de plástico pintado
Plazas:2
Maletero:
Batalla:2.410 mm
Vías del./tras.:1.661 / 1.593 mm
Largo x ancho x alto:4.267 / 1.854 /1.168 mm
Depósito:51,1 litros
Peso:1.288 kg

PRESTACIONES:
Velocidad máxima:175,4 km/h
0-60 mph:10,5 segundos

FABRICACIÓN:
Presentado en:Prototipo en 1976 y definitivo en 1981
Fabricación:1981-1982
Precio:25,000 dólares en 1981
Unidades:8,583 para venta y 9,080 incluídos modelos para formación de empleados

Fuentes:
– Documental Back in Time (Jason Aron, 2015)
– Catálogos de la época
– WWW

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *