Archivo de la categoría: Chenard & Walcker


La Historia de Chenard & Walcker

Cuando se habla de Chenard & Walcker se habla de una de las marcas de automóviles francesas más antiguas. Su actividad principalmente deportiva recavó mucho éxito en el país galo, resultando a día de hoy prácticamente desconocida en el mundo.La historia comienza cuando en 1898 Ernest Chenard abre una fábrica en Asniéres de bicicletas, motocicletas, triciclos, etc…  y a los pocos meses se asocia con uno de sus mejores clientes, Henri Walcker, dando lugar el 19 de enero de 1899 a la Société en Comandite des Etablissements Chenard & Walcker.

Los primeros dos años solo se fabrican triciclos y quadriciclos a motor. Siendo lanzado en 1901 el primer automóvil de la marca, denominado 12 CV, con un motor bicilíndrico, que aportaba soluciones innovadoras como un chasis de madera reforzado con insertaciones de acero o un radiador de serpentina. De 1901 a 1903 fué usada en numerosas pruebas de regularidad y de consumo, difundiendo el nombre de la empresa por su país.

En 1905 se presentan los 14/16 CV y 18/24 CV, con motor de cuatro cilindros. Los encargos aumentan y en 1908 se toma la decisión de trasladar la fábrica a Gennevilliers, a una fábrica más grande, en la que al poco tiempo se estrena la producción del 8CV, primero con cambio de cuatro velocidades. En 1911 por primera vez en la historia Chenard & Walcker monta pistones de aleación de aluminio

Los coches de Turismo más cómodos. Los más elegantes coches de ciudad. Chenard / Walcker
Los coches de Turismo más cómodos. Los más elegantes coches de ciudad. Chenard / Walcker

El exito deriva a que en 1912 la empresa absorbe una empresa carrocera que se convertira en su carrocera oficial. En el mismo año se convierte en el cuarto constructor francés, pero por desgracia el 20 de Junio Henri muere a causa de una peritonitis, siendo relevado en su cargo por René Donnay. En 1913 ven la luz el 7 y 15 CV, alagados por su robustez y fiabilidad en la prensa francesa.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial como muchas otras fábricas se reconvierte a la producción bélica, concretamente proyectiles de cañón. Terminado el conflicto la estrategia de marketing de la empresa se rinde a la exaltacion de la deportividad de sus vehículos, comenzando un periodo de éxitos y la construcción de automóviles deportivos en serie. El mayor éxito se logró en 1923 en la primera edición de las 24 Horas de Le Mans en la que los 3 Chenard & Walker inscritos por privados (2 Sport y un Tourisme) terminan la carrera en 1ª ,2ª  y 7ª posicion respectivamente y en 1925 se repitió el dominio en la segunda edición de las 24 Horas de Spa-Francorchamps. Estos sucesos dieron un eco notable a la compañia que se vió en en el brete de elegir entre la competición y la producción masiva. En 1927 se inscribe el último Chenard en una competición.

Chenard & Walcker 1500. Publicidad de la época
Chenard & Walcker 1500. Publicidad de la época

También en 1927 se intenta iniciar una colaboración con Delahaye para construir automóviles de forma conjunta pero resulta un fiasco y Delahaye se va por su cuenta. En consecuencia la empresa que nos ocupa entra en un periodo de crisis, haciendose cargo de ella la Carrocera Chausson, que continúa la producción con carrocerías similares a las contemporaneas y motores de origen Citroën o Ford.

Tras la segunda Guerra mundial la producción automovilística cesa y se centra la producción en vehículos comerciales ligeros hasta 1950, que Chausson absorbe por completo C&W, poco antes de que Peugeot absorba a la propia Chausson en 1951

Raoul Bachmann & Christian Dauvergne, Chenard & Walcker 3-litre, 24 Horas de Le Mans de 1923
Raoul Bachmann & Christian Dauvergne, Chenard & Walcker 3-litre, 24 Horas de Le Mans de 1923
,